El mundo está enfrentando desafíos sin precedentes debido a la pandemia de coronavirus (COVID-19), que puede destruir los avances en el desarrollo en muchos países.