Por Kevin McCall, Oficina de la Vicepresidenta y Secretaria Corporativa

Spring 201616 de abril de 2016 - El Comité para el Desarrollo se reunió durante las Reuniones de Primavera de 2016 del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional (FMI) bajo la presidencia del Sr. Bambang Brodjonegoro, ministro de Finanzas de Indonesia. Los participantes en la reunión —que incluyeron desde la Junta de Gobernadores y sus representantes hasta el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon; la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y el presidente del Grupo Banco Mundial (GBM), Jim Yong Kim— mencionaron que en la actualidad persisten riesgos considerables para la economía mundial. Factores de riesgo, como la escasez de demanda, condiciones más estrictas en los mercados financieros, el debilitamiento del comercio, la permanencia de los bajos precios del petróleo y los productos básicos, y la volatilidad de los flujos de capital, plantean riesgos para las economías de todos los estadios de desarrollo, y los participantes en la reunión pidieron al Banco Mundial y al FMI que brinden asesoramiento sobre políticas y apoyo financiero para impulsar un crecimiento sostenido, incluso y diversificado, y desarrollar resiliencia.

Las participantes observaron que los múltiples desafíos producen un impacto negativo en los esfuerzos por eliminar la pobreza, sobre todo la fragilidad y los conflictos que dan lugar al desplazamiento forzado que afecta a los países tanto de origen como de acogida. En el Comunicado que se ratificó en la reunión, los gobernadores apreciaron los sacrificios y la generosidad de los países de acogida y reconocieron la falta de instrumentos adecuados para brindarles apoyo. Ellos celebraron las actividades de colaboración entre el Banco Islámico de Desarrollo, la ONU y el GBM para ayudar a abordar las necesidades de financiamiento de los países de acogida, y pidieron al GBM que estudie opciones para crear una plataforma de largo plazo de respuesta a las crisis mundiales.

Para superar muchos de los retos actuales en materia de desarrollo, en particular los que enfrentan los países de ingresos más bajos, los gobernadores resaltaron la naturaleza crítica de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el fondo del Banco Mundial para los más pobres. Ellos abogaron por una generosa reposición de los recursos con el apoyo de los donantes tradicionales y de nuevos donantes para asegurar la continua dedicación a los países más pobres

Los logros multilaterales de 2015, entre ellos la Agenda sobre la Financiación para el Desarrollo, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, establecieron un ambicioso programa de trabajo hasta 2030. Para que se pueda cumplir esa agenda, los gobernadores señalaron que una estrecha alianza es fundamental y que el FMI, los bancos multilaterales de desarrollo (BMD), la ONU y el GBM deberían asociarse, de acuerdo con sus respectivas ventajas comparativas, para apoyar los esfuerzos que realizan los países. Los gobernadores alentaron al GBM y al FMI a intensificar los esfuerzos para implementar la Agenda de Acción de Addis Abeba sobre la Financiación para el Desarrollo, en particular en lo referente a impulsar la movilización de recursos internos mediante, entre otras cosas, la adopción de medidas para enfrentar los flujos financieros ilícitos.

Además, los gobernadores invitaron al GBM a continuar ofreciendo soluciones para el desarrollo basadas en datos empíricos a nivel nacional, regional y mundial, a través de la cooperación sur-sur y otros métodos. A este respecto, instaron al GBM y al FMI a aumentar su eficacia en las situaciones de fragilidad y conflicto mediante el fortalecimiento de la capacidad operacional, el fortalecimiento de capacidades, incentivos y formas innovadoras de financiamiento y dotación de recursos.

Con respecto a los actuales desafíos que plantean el cambio y el riesgo de desastres, los gobernadores señalaron que el GBM tiene una función fundamental que cumplir. Ellos aplaudieron el histórico Acuerdo de París, e instaron al GBM y al FMI a seguir incrementando su apoyo para desarrollar la resiliencia en los pequeños Estados y, al mismo tiempo, exhortaron al GBM a aplicar medidas y políticas para desarrollar la capacidad de respuesta frente a situaciones de desastre en los países. En términos de nuevos desafíos, los gobernadores hicieron hincapié en la necesidad de fortalecer las instituciones y los sistemas de salud de los países, incluido el mejoramiento de los mecanismos de prevención y preparación en casos de pandemia, y pidieron encarecidamente al GBM que promueva un nuevo mercado de seguros para la gestión de riesgos de pandemia, mediante el Mecanismo de Financiamiento de Emergencia para Casos de Pandemia.

Al término de la reunión, los gobernadores aprobaron el actual y el próximo programa de trabajo del Directorio Ejecutivo y de la administración superior del Grupo Banco Mundial.

notitle

By Kevin McCall, Office of the Vice President and Corporate Secretary

 

By Kevin McCall, Office of the Vice President and Corporate Secretary

April 16, 2016 - The Development Committee met at the 2016 World Bank – International Monetary Fund Spring Meetings under the Chairmanship of Mr. Bambang Brodjonegoro, Minister of Finance, Indonesia. Meeting participants, including the Board of Governors and their representatives, to UN Secretary General Ban Ki-moon, IMF Managing Director Christine Lagarde, and World Bank Group (WBG) President Jim Yong Kim, noted the substantial downside risks in today’s global economy. Risk factors, including weak demand, tighter financial markets, softening trade, persistently low oil and commodity prices, and volatile capital flows all pose risks to economies at all stages of development, and meeting participants called for World Bank and IMF policy advice and financial support to help achieve sustained, inclusive and diversified growth and resilience.

Participants noted the manifold challenges negatively impacting poverty eradication efforts, particularly fragility and conflict that result in forced displacement that affects both origin and host countries. In the Communiqué endorsed at the meeting, Governors recognized the sacrifices and generosity of host countries and acknowledged the lack of adequate instruments to support them. They welcomed partnership efforts between the Islamic Development Bank, the UN, and the WBG to help address host country financing needs and asked the WBG to explore options to develop a long-term global crisis response platform. 

In meeting many of today’s development challenges, especially those facing the world’s lowest income countries, Governors highlighted the criticality of IDA – the World Bank’s fund for the poorest. They advocated for a strong replenishment effort with the support of traditional and new donors to ensure continued focus on the poorest countries.

The multilateral accomplishments of 2015, including the Financing for Development Agenda, the Sustainable Development Goals, and the Paris Climate Agreement, set an ambitious work program until 2030. To deliver on this agenda, Governors noted that strong partnership is key and that the IMF, MDBs, the UN, and the WBG, should partner, in line with their comparative advantage, to support countries’ efforts. Governors encouraged enhanced engagements on the Addis Ababa Action Agenda on Financing for Development, with a particular role for both the WBG and the IMF to boost domestic resource mobilization, including by tackling illicit financial flows. 

Additionally, Governors encouraged the WBG to continue delivering evidence-based development solutions at the country, regional and global levels, including through South-South cooperation and other methods. In this regard, they urged the WBG and IMF to become more effective in situations of conflict and fragility through strengthened operational capacity, capacity development, incentives, and innovative financing and resources.

With regard to the ongoing challenges posed by climate change and disaster risk, Governors noted a key role for the WBG. They applauded the historic Paris Agreement, urging the WBG and IMF to continue to step up their support to build resilience in small states, while also calling on the WBG to implement actions and policies to build capacity for disaster response in country engagement. In terms of emerging challenges, Governors stressed the need to strengthen country institutions and health systems including the enhancement of pandemic prevention and preparedness, and urged the WBG to foster a new market for pandemic risk management insurance through the Pandemic Emergency Facility.

In closing the meeting, Governors endorsed the ongoing and forthcoming work program of the Board of Directors and World Bank Group Senior Management.